alocucionQueridos diocesanos:

Estamos ante la imagen sagrada de la Virgen nuestra Patrona, para suplicar su intercesión ante su Hijo, Mediador único entre Dios y los hombres. Como lo hemos hecho tantas veces, nos postramos a las plantas de la Virgen sabiendo que su presencial espiritual en medio del pueblo de Dios es real, que ella nos acompaña a lo largo de nuestra vida cristiana. María es madre de Cristo, Cabeza de la Iglesia, y es madre de quienes formamos el cuerpo místico, la Iglesia de Jesús, en la que se congregan hombres débiles y pecadores, pero sostenidos por la gracia de Dios.

Sabemos que María ruega por nosotros para que aceptemos el Evangelio y lo hagamos fructificar en nosotros, cumpliendo los mandamientos y honrando el nombre de Dios, y viviendo con autenticidad el culto cristiano, para que inspire nuestras obras en justicia y en verdad. No podemos ser testigos de Jesús si no somos justos y verdaderos, reconociendo que somos pecadores y que necesitamos el perdón de Dios y el recíproco perdón de los hombres.

ALOCUCIÓN EN LA PROCESIÓN DE ALABANZAS ANTE LA IMAGEN DE LA VIRGEN DEL MAR, PATRONA DE ALMERÍA

Pin It
Noticia del canal electrónico no encontrada

BANNER02

728x90