maria ignaciaEl pasado domingo 14 de octubre se canonizaba en Roma, junto a otros grandes santos como Pablo VI u Oscar Romero, a la Madre Nazaria Ignacia, Fundadora de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia. Para dar gracias a Dios por esta inmensa alegría, la comunidad presente en el Barrio de los Almendros celebraba el sábado 20 de octubre, una Eucaristía en la Parroquia de San Ignacio donde estaban invitados vecinos, amigos y personas que trabajan con ellas en la evangelización y promoción de este popular barrio almeriense. Hubo representación de Cáritas diocesana, de la hermanada de la Unidad de la parroquia, y religiosos y religiosas cercanos a la misión que desempeñan.

A finalizar la Eucaristía, tuvieron un tiempo para compartir y brindar con todos los presentes por el testimonio de esta nueva santa de la Iglesia que sigue estando presente en el trabajo entregado de las Misioneras en nuestra diócesis.

Una llamada a la promoción social de la mujer desde el Evangelio

La Madre Nazaria Ignacia nació el 10 de enero de 1889, en Madrid. Por motivos económicos, la familia, March Mesa, tuvo que trasladarse a México y allí ingresó con las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. Durante más de 12 años formó parte de la comunidad de Hermanitas, dedicada con todo fervor a las obras de caridad propias de su Instituto, al cuidado inmediato de los ancianos.

En los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola, en el año 1920, en la meditación del Reino, sintió inmensos deseos de agrupar a otras personas “Bajo el estandarte de la Cruz”, concibiendo la Congregación religiosa como “una cruzada de amor en torno a la Iglesia”.

El 16 de Junio de 1925, Nazaria salió de las Hermanitas, para iniciar la fundación de la nueva Congregación, diez jóvenes bolivianas de distintos lugares fueron sus primeras compañeras. El 12 de febrero de 1927, se declaró erigida canónicamente la Congregación religiosa de las Hermanas Misioneras de la Cruzada Pontificia. el 9 de junio de 1947, ya muerta Nazaria Ignacia, el Instituto recibió la aprobación definitiva de las constituciones y el nombre de Misioneras Cruzadas de la Iglesia.

Nazaria Ignacia muere en Buenos Aires (Argentina) el 6 de Julio de 1943, dejando gran fama de santidad. Fue Beatificada por San Juan Pablo II en Roma, el 27 de Septiembre de 1992 y proclamada su fiesta el 6 de julio de cada año. El pasado 14 de octubre subió a los altares como ejemplo de vida para la Iglesia universal

Pin It
Noticia del canal electrónico no encontrada

BANNER02

728x90