Tentaciones de Jesús

PRIMERA LECTURA: Lectura del libro del Deuteronomio 26,4-10
Salmo
: 90: Está conmigo, Señor, en la tribulación.
SEGUNDA LECTURA
: Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 10,8-13
EVANGELIO
: Lectura del santo evangelio según san Lucas 4,1-13  

San Lucas nos presenta el texto de las tentaciones como fruto de la presencia del Espíritu, que quiere positivamente que Jesús discierna los caminos que ha de seguir para realizar la misión. Rechaza la tentación de hacer la voluntad del Padre utilizando en favor propio los medios recibidos para su tarea, o adorando los poderes diabólicos (dinero, poder humano, pecado), o buscando caminos triunfalistas fáciles, que no son más que tentar a Dios.

Este fragmento de Lucas es idóneo para introducirnos en el mundo de la cuaresma. Nos presenta un hermoso paradigma en la figura de Jesús. Una vez más el Maestro es el referente más importante en la vida del cristiano.

Como Jesús, también nosotros debemos aclararnos, para vivir en la Verdad. Debemos descubrir las mentiras que existen en nuestra vida. Necesitamos conocer cuáles son nuestras tentaciones. Es necesario ir al desierto. Desprovistos de falsas seguridades, podremos encontrarnos con nosotros mismos y como no, con nuestros miedos y ansiedades. Depositando nuestra confianza y nuestra vida exclusivamente en Dios será la única forma de vencer. Una victoria que sólo tiene lugar con la ayuda de Dios.

Hoy podríamos reparar en la inestimable ayuda que tiene para los cristianos la Palabra de Dios. Su lectura y meditación, imprescindible para nuestra fe, se convierte en este tiempo de Cuaresma en un valioso alimento que nos aproxima a esa victoria.  Como dijo San Gregorio Magno en su comentario al a Job, XX,I: “La Palabra crece a fuerza de ser leída”.

Podríamos hacer el propósito de leer las lecturas que nos ofrece la liturgia en estos domingos y descubrir en ellas el itinerario penitencial que nos facilitará la entrada en el hermoso tiempo de Pascua.  

Pin It

728x90ES2

BANNER02

728x90