Un año más, al llegar el momento de la declaración de la renta, hemos de recordar lo importante que es nuestro compromiso al marcar la casilla de la Iglesia.

Debemos tener las ideas muy claras. El sostenimiento económico de la Iglesia en España depende de nosotros, los católicos, y de todos aquellos que valoran positivamente el servicio que la Iglesia presta a la sociedad.

Desde enero del año 2007 las únicas fuentes de financiación de la Iglesia son las aportaciones voluntarias fijas, los donativos y, también, el 0,7 % de la cuota íntegra de los contribuyentes que marquen en su declaración del IRPF la casilla de la Iglesia.

Los resultados obtenidos en el ejercicio correspondiente al año 2007, ya hechos públicos, han sido satisfactorios y permiten ser optimistas. En cifras globales, 8.500.000 contribuyentes -500.000 más que en el ejercicio anterior- marcaron la “X”, todo un logro por lo que significa de apoyo y compromiso con el ser y quehacer de la Iglesia.

Hay que agradecer, pues, la mano tendida de quienes, con un gesto tan sencillo como marcar la “X” en su declaración de la renta, colaboran a sostener las actividades de la Iglesia y su quehacer al servicio de toda la sociedad. No hay que olvidar que la Iglesia está en primera línea siempre que hay necesidades sociales, asistenciales y culturales que atender.

Recordamos, además, que se pueden marcar a la vez las dos casillas: 0,7% para la Iglesia y otro 0,7% para fines sociales. Así lo hicieron en la última declaración 12 de cada 100 contribuyentes, con lo que se apoya no sólo la misión pastoral de la Iglesia, sino la acción social que llevan a cabo organizaciones como Cáritas o Manos Unidas, de inequívoca identidad eclesial, que reciben cada año una parte importante de los fondos del IRPF recaudados a través de la casilla de “otros fines sociales”.

Añadimos, finalmente, que es muy importante decir a quienes nos ayuda a hacer la declaración que deseamos marcar la “X” a favor de la Iglesia. Marcar  la “X” a favor de la Iglesia en la declaración de la renta es un gesto que vale mucho y no te costará nada.

Manuel Pozo Oller,
Vicario Episcopal
Pin It

728x90ES2

BANNER02

728x90