antoniomartinezgarciaCon tan sólo un día de vida fue bautizado en la Iglesia Parroquial de san Sebastián de su ciudad natal. Criado en una humilde familia, su vocación le llevó a ingresar en el Seminario de san Indalecio en 1905. Cursó los estudios eclesiásticos con brillantez, llegando a participar en las labores docentes a los seminaristas.

El dieciocho de junio de 1916 fue ordenado presbítero, recibiendo siete días después la coadjutoría de Tabernas. A finales de año fue nombrado Coadjutor de Níjar. Entre los meses de enero a octubre de 1917 fue Cura Ecónomo de Alcudia de Monteagud, regresando después a la coadjutoría de Tabernas. Durante la epidemia de gripe de 1918 atendió a los fieles de Senés, recibiendo la coadjutoría de Gádor en 1919. Ese mismo año retornó a Tabernas como Cura Ecónomo hasta que, en 1920, tomó posesión de la Parroquia de Senés. Finalmente, desde 1927, fue Párroco de Viator.

Muy comprometido con la doctrina social de la Iglesia, fue nombrado socio honorario del Sindicato de Velefique por sus elocuentes mítines. En 1922 fundó un Sindicato y Caja Rural en Senés. Cuando el laicismo republicano le privó de cualquier subsidio, abrió una academia para sustentar a su madrastra y a los dos sobrinos que dependían de su trabajo.

Los milicianos, al comenzar la Persecución Religiosa, no se atrevieron a matarlo por el amor de sus feligreses. Expulsado de Viator, fue acogido en un cortijo cercano. Aunque le ofrecieron esconderse en la sierra, marchó con su familia a Almería. Desde allí fue traído con engaños el dieciséis de septiembre y, tras escupirle en el rostro, martirizado a sus cuarenta y cuatro años en el puente de acceso al pueblo.

Don Francisco Rodríguez cuenta que: « Cuando lo mataron yo oí los tiros, corrió la noticia por el pueblo; acudimos al lugar donde yacía muerto el cuerpo de nuestro Párroco. Cada uno, lo recuerdo como sí lo tuviera presente, iba diciendo los favores que de él había recibido entre lágrimas y sollozos. Era querido por todos. Querían llevarlo a enterrar al cementerio, pero los que habían tramado su muerte lo impidieron. »

Pin It