Queridos sacerdotes:

Atendiendo a la invitación del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización y sumándonos al respaldo que el Santo Padre ha dado a la iniciativa pastoral «24 horas para el Señor», y contando con la disponibilidad de los sacerdotes que se ofrecen a realizar con entusiasmo este servicio que Cristo nos ha confiado a los ministros del Evangelio, me complace comunicar a todos los sacerdotes y a sus comunidades lo siguiente:

1º. Se designa la iglesia Catedral de la Encarnación como iglesia madre de la diócesis, para que, desde las 19:00 horas hasta las 24:00 horas del próximo día 28 y desde las 10:30 hasta la misa vespertina del día 29 de este mes de marzo, los fieles que así lo deseen puedan acudir a la adoración del Santísimo Sacramento y permanecer en oración en su presencia; y durante este tiempo acercarse al sacramento de la Penitencia con verdadero espíritu de conversión y sincera voluntad de renovación de vida.

2º. Durante las primeras horas de este horario eucarístico y penitencial contarán con la presencia del Obispo diocesano, una vez concluido el Viacrucis como primer acto de piedad de este horario de perdón y gracia. Es un tiempo de misericordia en que los fieles que así lo requieran puedan recibir el perdón canónicamente reservado al Obispo y confiado por su mandato al Penitenciario.

3º. Se designa asimismo la iglesia parroquial de San José, de la Capital de Almería, como iglesia donde será posible desde las 19:00 horas del día 28 a las 19:00 horas del día 29, acudir a la adoración eucarística y a cercarse al sacramento de la Penitencia. Serán 24 horas en que se sucederán los relevos de los sacerdotes de la parroquia y del arciprestazgo nº. 2 de la Capital para administrar a los fieles el sacramento de la Penitencia, pudiendo sumarse los fieles a los distintos actos de piedad y al rezo de la liturgia de las Horas programado para este tiempo de perdón y gracia.

         Es de desear que todos los sacerdotes con cura pastoral aprovechen esta iniciativa para sumarse en otras iglesias de la geografía diocesana a la administración del sacramento de la Penitencia y a la adoración eucarística, poniéndose a la entera disposición de los fieles y llevar la misericordia de Dios al corazón de quienes la buscan, de suerte que estas últimas semanas cuaresmales sean del mayor provecho espiritual y dispongan a la santa celebración del Triduo Pascual y gozosa vivencia cristiana de la Pascua del Señor.

         Con afecto imparto de corazón la bendición.

+ Adolfo González Montes

Obispo de Almería

Pin It

BANNER02

728x90